En Sudamérica, los restos de pinturas rupestres más importantes se encuentra en la Patagonia, siendo también los más destacados del continente americano. Estas pinturas rupestres han sido estudiadas y catalogadas por un arqueólogo, de origen austriaco, llamado Osvaldo Menghin, que lleva muchos años afincado en Argentina, y a quién se debe la sistematización de estas pinturas rupestres de la Patagonia. Estableció siete grandes estilos en el Lítico, que además pueden utilizarse para catalogar el resto de pintura rupestre de Sudamérica:

  1. Estilo de negativos de manos: Este estilo es el más antiguo de todos y prolifera a los largo y ancho de toda la Patagonia. Recibe este nombre porque para su ejecución el artista rupestre aplicó sobre la superficie de la roca su mano izquierda para, con la derecha, pintar en negativo el contorno. La mano que aparece representada es mayoritariamente la izquierda porque en este momento el artista ya era diestro. La más antiguas son las rojas, y las claras pertenecen a fechas más recientes. Pese a llamarse estilo de negativo de manos, en ocasiones pueden encontrarse motivos de pies, tal y como sucede en la Cueva de la Piedra Pintada, en Patagonia,Indistintamente de si aparecen manos o pies la cronología de estas pinturas se encontrará siempre entre el 9.000 y el 8.000 a.C. En cuanto a su interpretación, la teoría más extendida es que estas pintura estarían relacionadas con los rituales de caza y con el culto a los muerto, algo dudable.

  1. Estilo de Escenas: Se reproducen escenas de caza y de danza, resulta muy similar al estilo de escenas de nuestro arte rupestre levantino. La cronología arranca a partir del 8.000 a.C. y está atestiguado, prácticamente en toda Sudamérica. El hallazgo más sobresaliente se encuentra en la Cueva de Toquepala, en Perú, estudiada por el arqueólogo Jorge Muelle, quien las sitúa en el año 7630 a. C. Al margen de esto las pinturas de Toquepala representan, en un tamaño relativamente pequeño, a seres humanos cazando y a una serie de animales que son perseguidos, heridos o capturados por los cazadores. De ahí que en esta ocasión se ha indicado que estas pinturas tendrían un simbolismo mágico, de rito propiciatorio de la caza. Estas pinturas de Toquepala, analizadas técnicamente, muestran ya una evolución, un desarrollo en relación con las pinturas de la costa de Alaska. Aquí se emplean dos procedimientos técnicos, por un lado las figuras siguen las técnicas, ya tradicionales, de aplicar directamente sobre la superficie de la roca la pintura, de manera monocroma y a base de tintas planas, y por otro lado, procedimientos consistentes en dejar que los pigmentossequen sobre la superficie de la roca y una vez secos, con instrumentos afilados realizaban incisiones o raspados. Así pues hay un deseo de evolucionar técnicamente. Desde un punto de vista artístico, también se han operado cambios: las figuras son más detallistas y complejas que las de Alaska, son siluetas que gustan de formas con composiciones en grupo, e incluso en ellos se plasma muy bien la idea de dinamismo o movimiento. Se pone de manifiesto ese cambio que se está operando en estos primeros pobladores del continente americano, conforme pasa el tiempo.

  2. Estilo de Pisadas: Sobre la superficie de la roca se observan huellas, pisadas, pintadas de animales de la fauna local como el guanaco, el ñandú, el puma, e incluso surcos de serpientes. Este estilo combina estos elementos, con elementos geométricos como las espirales, simples líneas rectas, cruces, rectángulos etc. Se ha señalado que el estilo de pisadas es un estilo mixto, porque en él se combinan las dos técnicas del estilo anterior: pintura monocroma y las incisiones o raspados. La cronología arranca a partir del 2.000 a.C.

  3. Los restantes estilos de Osvaldo Menghin son el IV, V, VI y VII, que reciben los nombres de estilo paralelas, estilo de peces, estilo de miniaturas, y estilo de símbolos. Son estilos de cronología recientes, todos ellos se enmarcan ya en nuestra era y por lo tanto, sobre pasan el marco cronológico y cultural del periodo Lítico, de ahí que no les vayamos a prestar atención en esta ocasión.

 

Anuncios