Estos últimos días estoy abusando de la publicación de textos, con explicaciones muy breves si es que las hay. Nada me gustaría más que publicar, por lo menos, contenido algo más útil y trabajado, pero comienzo los exámenes enseguida, y no hay tiempo para nada, de momento. Confío que a partir del 28 la situación cambie un poquito, y tenga un respiro para volver a lo que venía siendo habitual. Pero, de no ser así, sepan que como muy tarde la normalidad volverá el día 10 de febrero. Además, pretendo para dentro de un mes organizar un ciclo de contenidos temáticos que, si todo va como debe, durará una semana más de lo que tenía previsto inicialmente. Y después, si todo sigue yendo como debe, habrá una serie de cambios más generales… Aunque no adelantemos acontecimientos.

Era bastante previsible que llegase a darse una situación así, ya que inauguré este blog apenas tres semanas antes de iniciar el periodo de exámenes, pero era una idea que me rondaba la cabeza de antiguo y esperé a iniciarla en una fecha muy concreta y señalada, el inicio de un año que puede ser muy importante para mi a nivel académico, y que va a estar caracterizado por cambios y estímulos constantes, o eso espero, y quería que este fuera uno de ellos. Ahora mismo estoy empleándolo más como un ejercicio de constancia, puesto que la idea que tenía planeada originalmente todavía está en fase de desarrollo. Pero poco a poco va tomando forma, y espero poder ir mostrándolo en las próximas semanas.

De momento, continuamos unos días a base de textos curiosos.

Anuncios